El niño que llevamos dentro se llama Tom Sawyer

El niño que llevamos dentro se llama Tom Sawyer

0612_Libro_NotaHay libros que se vuelven entrañables. Porque recuerdas cuándo los leíste, cómo los leíste, cuánto te divertiste con él y/o por el cariño y candor de sus personajes. Entre mis libros favoritos por muchas y más de esas razones, está Las aventuras de Tom Sawyer, del estadunidense Mark Twain, poco conocido por su verdadero nombre: Samuel Langhorne Clemens.

¿Por qué es tan divertida y tan famosa esta novela que trata sobre un niño desobediente, mal portado, retobón, pero que al final todo le sale bien y que siempre se sale con la suya? Exactamente por eso. Tom Sawyer es el epíteto perfecto del niño que todos deseamos ser pero que no siempre pudimos lograrlo.

Es un gandaya tierno. Es un malandrín bienintencionado. Es un estafador noble, es un canalla inocente. Es un vago idealista. Es un pirata que busca rescatar a la más bella y que al final lo hace salvando a Becky Tatcher. Es el sinsentido de la vida bucólica. Es el placer de no hacer nada y disfrutarlo a tope.

Recuerdo haberla leído cuando niño, allá por los años 70, en alguna versión infantil, con más dibujos que textos, pero ya me fue entrañable. En esa misma década, vi la película, versión musical, basada en el libro --con Jodie Foster en el papel de Becky Tatcher y JohnnyWhitaker como Tom Sawyer-- y la memoria me la recrea como uno de esos films que hicieron las horas de domingo más llevaderas. Fue hasta hace cosa de unos 6 o 7 años que la leí en un versión completa, y más la disfruté. Es uno de los pocos libros que tuve que detener la lectura de vez en vez y en todos los capítulos, para poder reírme a carcajada batiente de lo divertido de los sucesos y hazañas épicas de los personajes.

Libro que, aunque escrito hace más de 135 años, es actual, contundente y moderno. Las aventuras de Tom Sawyer es un libro que no logra envejecer, fundamentalmente, por la construcción de sus personajes arquetípicos.

Cada uno de ellos, especialmente la Tía Poly; el medio hermano de Tom, Sid; el vago del pueblo, Huckleberry Finn, de quien por cierto hubo una secuela novelística, sin alcanzar el éxito de su predecesora; Rebecca “Becky” Tatcher, la enamorada de Tom; el indio Joe; y por supuesto, el propio Tom Sawyer, representan valores universales de construcción del género humano: la maldad, la avaricia, la vagancia, la astucia, la ternura. Elementos que, por más que la tecnología y el mundo globalizado nos inciten a olvidar o reconsiderar de otro modo, el libro de Mark Twain hace imprescindibles en su elementalidad fundante. Los personajes son como son y sin embargo, son complejos. Por mucho de su conformación arqué no caen en lo telenovelesco: hay matices, hay profundidad, hay humanidad.

Primera novela escrita --o por lo menos eso dice la tradición mitológica literaria-- en una máquina de escribir, Las aventuras de Tom Sawyer es una de esas lecturas que todos en familia pueden disfrutar y enamorarse de sus personajes y hacer un viaje en busca de los grandes tesoros piratas, más allá de los límites del río Misisipi.

 

 

Si tienes alguna sugerencia o comentario, házmela saber a Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla . Nos vemos en el próximo libro.

El Clima


°C

Morelia

SP_WEATHER_
SP_WEATHER_

°C / °C
SP_WEATHER_

°C / °C
SP_WEATHER_

°C / °C

Recibe Nuestras Noticias en tu Correo

¿Cuál será el desempeño de Monarcas Morelia en la Liga MX?